fbpx

Cientos de millones de planetas en la Vía Láctea podrían albergar vida

Astrónomos de la Universidad de Florida calculan que cientos de millones de planetas que orbitan estrellas enanas en la Vía Láctea podrían albergar vida, ocupando una órbita de ‘Ricitos de oro’ que les permite resistir fuerzas de marea extremas y retener agua líquida, según datos de Kepler de la NASA y del telescopio Gaia de la Agencia Espacial Europea.

Únete a otros 40,7K suscriptores

Nuestro Sol cálido y amarillo es una rareza relativa en la Vía Láctea. Como mucho, las estrellas más comunes son considerablemente más pequeñas y más frías, con solo la mitad de la masa de nuestro sol como máximo. Miles de millones de planetas orbitan estas estrellas enanas comunes en nuestra galaxia.

Para capturar suficiente calor para ser habitables, estos planetas tendrían que acurrucarse muy cerca de sus pequeñas estrellas, lo que los deja susceptibles a las fuerzas de marea extremas.

En un nuevo análisis basado en los últimos datos del telescopio Kepler, los astrónomos de la Universidad de Florida han descubierto que dos tercios de los planetas alrededor de estas pequeñas estrellas ubicuas podrían ser quemados por estos extremos de marea, esterilizándolos. Pero eso deja un tercio de los planetas, cientos de millones en toda la galaxia, que podrían estar en una órbita Goldilocks lo suficientemente cerca y alejado como para contener agua líquida y posiblemente albergar vida.

La profesora de astronomía de la UF Sarah Ballard y la estudiante de doctorado Sheila Sagear publicaron sus hallazgos la semana del 29 de mayo en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias. Ballard y Sagear han estudiado durante mucho tiempo los exoplanetas, esos mundos que orbitan estrellas distintas al sol.

“Creo que este resultado es realmente importante para la próxima década de investigación de exoplanetas , porque los ojos se están desplazando hacia esta población de estrellas”, dijo Sagear. “Estas estrellas son excelentes objetivos para buscar pequeños planetas en una órbita en la que es concebible que el agua sea líquida y, por lo tanto, el planeta sea habitable”.

Sagear y Ballard midieron la excentricidad de una muestra de más de 150 planetas alrededor de estas estrellas enanas M, que tienen aproximadamente el tamaño de Júpiter. Cuanto más ovalada es una órbita, más excéntrica es. Si un planeta orbita lo suficientemente cerca de su estrella, aproximadamente a la distancia que Mercurio orbita alrededor del sol, una órbita excéntrica puede someterlo a un proceso conocido como calentamiento por marea. A medida que el planeta se estira y se deforma por las fuerzas gravitatorias cambiantes en su órbita irregular, la fricción lo calienta. En el extremo extremo, esto podría hornear el planeta, eliminando toda posibilidad de agua líquida.

“Es solo para estas pequeñas estrellas que la zona de habitabilidad está lo suficientemente cerca para que estas fuerzas de marea sean relevantes”, dijo Ballard.

Los datos provienen del telescopio Kepler de la NASA, que captura información sobre los exoplanetas a medida que se mueven frente a sus estrellas anfitrionas. Para medir las órbitas de los planetas, Ballard y Sagear se centraron especialmente en cuánto tiempo tardaban los planetas en moverse por la cara de las estrellas. Su estudio también se basó en nuevos datos del telescopio Gaia, que midió la distancia a miles de millones de estrellas en la galaxia.

“La distancia es realmente la pieza clave de información que nos faltaba antes y que nos permite hacer este análisis ahora”, dijo Sagear.

Sagear y Ballard encontraron que las estrellas con múltiples planetas eran las más propensas a tener el tipo de órbitas circulares que les permiten retener agua líquida. Las estrellas con un solo planeta eran las más propensas a ver extremos de marea que esterilizarían la superficie.

Dado que un tercio de los planetas en esta pequeña muestra tenían órbitas lo suficientemente suaves como para albergar potencialmente agua líquida, eso probablemente significa que la Vía Láctea tiene cientos de millones de objetivos prometedores para buscar signos de vida fuera de nuestro sistema solar.


Referencia:

“La distribución de excentricidad orbital de los planetas que orbitan enanas M” 29 de mayo de 2023, Actas de la Academia Nacional de Ciencias .
DOI: 10.1073/pnas.2217398120

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: