fbpx

Secuelas de un cataclismo cósmico

Esta imagen del Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA muestra el remanente hecho jirones de una supernova, una explosión titánica que marca el final de la vida de una estrella moribunda. Se cree que este objeto, conocido como DEM L249, fue creado por una supernova de tipo 1a durante la agonía de una enana blanca. Si bien las enanas blancas suelen ser estables, pueden acumular lentamente materia si forman parte de un sistema estelar binario. Esta acumulación de materia continúa hasta que la enana blanca alcanza una masa crítica y sufre una explosión de supernova catastrófica, expulsando una gran cantidad de material al espacio en el proceso.

Telescopios Búsqueda Extraterrestre

DEM L249 se encuentra en la constelación de Mensa y se encuentra dentro de la Gran Nube de Magallanes (LMC), una pequeña galaxia satélite de la Vía Láctea a solo 160 000 años luz de la Tierra. El LMC es un laboratorio natural ideal donde los astrónomos pueden estudiar los nacimientos, vidas y muertes de estrellas, ya que esta región está cerca, orientada hacia la Tierra, y contiene relativamente poco polvo interestelar que absorbe la luz. Los datos en esta imagen fueron recopilados por el instrumento Wide Field Camera 3 del Hubble, y se obtuvieron durante una búsqueda sistemática del LMC de los compañeros sobrevivientes de estrellas enanas blancas que se han convertido en supernovas.


Crédito: ESA/Hubble y NASA, Y. Chu

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: